miércoles, 16 de octubre de 2013

Paz

En horas de guerra
me hubiera abierto al campo de batalla,
pero ya no creo en trincheras
ni en armas convencionales.

Si ha de ser que sea
con las banderas bajas.

Si no ha de ser
crecerán fronteras
en todos los frentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario