martes, 18 de diciembre de 2012

Huésped

Él no sabe que vive en mí
este animal que me condena
a alimentar su nombre

Y me crece, me crece
mientras sus desastres limpian
el ir y venir
de mi mirada más inclinada.

1 comentario:

  1. Tu mirada màs inclinada... Variaciones de la mirada poética, por cierto.

    ResponderEliminar