martes, 24 de diciembre de 2013

Sangría

Me ha llegado la hora del cencerro
con el golpe de la puerta por detrás,
del otro lado,
la otra orilla de mi vida.

Ya no creo que haga falta
encontrarle la vuelta al mar
solo saber como es,
y a donde queda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario